Economía Crítica Málaga

Universidad de Málaga

Trabajadores malvados y distorsionadores

angeldemonioReflexionamos, en algunas cosas más que en otras, nos perdemos, preguntamos, contestamos, discutimos (incluso solos), criticamos, nos desviamos, buscamos y no encontramos, encontramos sin buscar.

En la carrera de Ciencias Económicas aprendemos muchas cosas al igual que en los medios vemos muchas cosas, sumando otros factores que influyen en nuestro aprendizaje constante, ciertos conocimientos se van asentando tomando el rango de ley. 
¿Por qué un empresario y un capitalista pueden llegar a ganar tanto dinero, mientras que un simple trabajador medio no? ¿Cuál es la base de esta diferenciación? La respuesta es simple, el capitalista y empresario asumen un riesgo que a primera vista parece ser importante, mientras que el trabajador no, también se afirma que los primeros tienen una responsabilidad que el segundo no. Afirmaciones que aparentemente son tan validas como la gravedad, comúnmente aceptadas y en boca de muchos, existiendo incluso indicadores para medir el riesgo de los empresarios.

En Economía los trabajadores cuanto menos nos molestan a la hora de incluirlos en nuestros modelos. Son aquellos que entran al mercado de trabajo, intercambiando sus servicios por una remuneración. Dado que estos buscan beneficiarse al máximo, se organizan en sindicatos para defender sus intereses. Dichos sindicatos y defensa de sus intereses, más las regulaciones que puedan protegerlos por parte del gobierno, son al fin y al cabo para nosotros, los economistas, pérdidas de eficiencia y por tanto de bienestar. 

Miremos un ejemplo, el modelo de mercado de trabajo de Shapiro y Stiglitz introduce la variable esfuerzo. Este parte del planteamiento que los trabajadores no se esfuerzan y que para evitar esto el empresario tendrá que pagarles por encima del salario de equilibrio (resultante de la oferta y demanda en una situación de competencia perfecta). La consecuencia de dicho salario es el desempleo involuntario y la creación de un coste de oportunidad que incentive al trabajador a esforzarse. Fuera del citado modelo, también los sindicatos son una causa de desempleo, ya que al defender los intereses de aquellos que están empleados evitan que el salario se ubique en el punto de equilibrio. La pereza e intereses de los trabajadores, que podríamos resumir en egoísmo, irónicamente desvirtúa el sistema económico que dice basarse en el egoísmo. Y no hablemos de los costes de eficiencia que trae el Estado del Bienestar al proveer seguros de desempleos o educación gratuita.

Aparentemente lo idóneo seria un mercado desregularizado, que deje a las fuerzas de la demanda y la oferta dar la respuesta a todas las preguntas en todos los aspectos económicos y por tanto sociales que se nos puedan ocurrir. Pero, siempre hay un pero, dicha desregularización tiene que asegurar la propiedad privada, los beneficios de los capitalistas (dueños del capital) y el control absoluto de las empresas en sus decisiones. Si oferta y demanda, libertad, pero hay que asegurar un margen de beneficios para incentivar la actividad emprendedora, naturalmente permitir una competencia imperfecta entre empresas como complemento y que las mismas tengan un control dentro de sus empresas que lejos está de estar basado en la libertad de la oferta y la demanda, sino que en la poca flexibilidad, burocracia y relaciones de poder. En cambio, si hablamos de burocracia, del poder y regulación del Sector Público hablamos sin duda de algo negativo, si los trabajadores consiguen poder e influir en el mercado de trabajo también es negativo (competencia imperfecta de la mala).

El trabajador es perezoso y no corre ningún riesgo, por eso está bien que gane menos que un empresario. Volvamos sobre este punto. ¿Es acaso el trabajador perezoso? No. ¿Acaso aquel que tiene vocación por su trabajo se deja seducir por la pereza? No. El trabajo que este desarrolle sirve para que el mismo se realice como persona y se sienta bien consigo mismo. ¿Existen trabajadores perezosos? Si. ¿Por qué? Pueden haber dos razones, o el individuo no está educado y no entiende el concepto de trabajar como medio para realizarse como persona, o bien, dicho individuo no está trabajando en algo agradable, en líneas generales. ¿Corre riesgo el trabajador? Claro que si, ¿Acaso la incertidumbre de ser despedido mañana y no tener como alimentar a una familia no es un riesgo que corren los trabajadores? El pensar que te pueden despedir, y todos tus planes de futuro esfumarse en un segundo, adiós salario, adiós casa e incluso adiós a la comida de los hijos. Un trabajador carente de riesgo es aquel que no tiene familia y no tiene proyectos de cara al futuro. Por ejemplo, si queremos comprar una casa necesitamos una hipoteca, para acceder a la misma necesitamos un trabajo, teniendo lo segundo accedemos a lo primero e invertimos parte de nuestro trabajo en tener una casa, invertimos y corremos un riesgo como mínimo igual a los capitalistas, si nos despiden perdemos nuestro salario, no podemos pagar la hipoteca, perdemos la casa y el dinero invertido (más el hecho de que nadie nos prestara dinero en un futuro). ¿Representa este ejemplo un riesgo que si fuera por ciertos economistas seria no remunerado, y que incluso en la realidad no es reconocido por aquellos que forman nuestra opinión ni es remunerado completamente? Por suerte hay mecanismos que reducen parte del riesgo del trabajador, ¿Insuficientes? Esa es otra pregunta.

Los autónomos y pequeños empresarios que trabajan día y noche para sacar adelante un negocio que muchas veces dan unos rendimientos simbólicos, también son olvidados y desprotegidos. A ellos se los deja en manos de la oferta y la demanda, ganan poco y son los que mayor riesgo asumen, más responsabilidad tienen y tienen una gran campacidad de innovación. Y volvemos a la pregunta ¿Por qué un empresario y un capitalista pueden llegar a ganar tanto dinero, mientras que un simple trabajador medio no? ¿Cuál es la base de esta diferenciación?. Es verdad, los autónomos asumen un mayor riesgo que un trabajador normal, ya que ellos mismos son trabajadores y arriesgan su pequeño capital, y pueden llegar a ganar más que un trabajador medio o que ellos contraten, aunque no siempre. ¿Nos parece correcta está diferenciación? Si. Ejemplo, si ahorro durante 10 años y abro una panadería, le pago a mi empleado 1200 euros netos y yo consigo de media 2000-3000 euros netos al mes, me parece una diferenciación justa, si la panadería va mal puede que yo gane 0 euros o incluso pierda dinero y aun así intentare mantener a mi empleado porque lo necesito para el negocio.

No obstante, ¿Existen capitalitas perezosos? Si, claro que si, aquel que se lucra de la plusvalía del trabajador y no trabaja en la economía real puede ser considerado un perezoso, un agente distorsionador, un improductivo, su “trabajo” y fuente de ingresos es la “inversión arriesgada”, nada más, y sin embargo estos ganan más que los trabajadores y los pequeños empresarios antes mencionados. Son pocos en comparación, pero cuentan con unos recursos económicos mucho mayores, pocos que controlan mucho ¿Corren riesgos los capitalistas? Depende, incluso pueden llegar a correr menores riesgos que los trabajadores. El riesgo que corren va disminuyendo a la vez que aumenta su capital y sus ingresos derivados del mismo, aquel que invierte millones y tiene millones en un paraíso fiscal no es aquel que mayor riesgo corre, hablando coloquialmente, su vida está asegurada, y sin embargo, es aquel que más gana. Sólo se ensucian las manos con dinero. 

Luego está el factor responsabilidad, dadas las explicaciones y ejemplos de los pequeños empresarios y trabajadores es obvio que estos cuentan con una gran responsabilidad, fuera y dentro de la empresa. Y también, aparentemente, cuenta con una “gran” responsabilidad el director de un gran banco, como ejemplo, en el 2010 la dirección del BBVA ganaba 59 veces más que sus trabajadores medios. Difícilmente es imaginable que un director tenga una responsabilidad 59 veces mayor que un trabajador del mismo banco o que ganando más de dos millones de euros al año dicha persona corra riesgos de índole económica.. La diferencia en Santander era 101 a 1, Telefónica 103 a 1, Gas Natural 20 a 1 igual que en Repsol, los consejeros de Endesa ganaban 93 veces más que los trabajadores, no se que estarían aconsejando. 

Conclusión, los trabajadores y pequeños empresarios si arriesgan, y mucho, y tienen una gran responsabilidad a nivel personal y a nivel económico. No todos, por no decir ninguno, de los grandes empresarios y grandes cabezas directivas tienen responsabilidades y corren riesgos que justifiquen ingresos como mínimo 20 veces mayores a sus trabajadores, y si tomamos el salario medio de 21500€ 23 veces mayores. Individuos, con un gran poder de influencia económica y un gran capital, obtienen grandes beneficios mediante “inversiones” sin ni siquiera participar en la economía real, sino que muchas veces perjudicándola. Buscamos respuestas a estas preguntas y no las encontramos ni en las leyes de la oferta y la demanda, ni en los niveles de responsabilidad ni de riesgo o innovación. ¿Dónde buscamos? Sólo sé que no hay indicadores para medir el riesgo de los trabajadores (si existen, mis profesores se han olvidado de mencionarlos) ni tampoco hay controles para los especuladores perezosos.

Para ver diferencias de salarios:
http://graficos.lainformacion.com/economia-negocios-y-finanzas/mercados-y-bolsas/diferencia-de-sueldo-entre-las-cupulas-del-ibex-35-y-sus-plantillas_ELZiwC9dkTfocYnxSzWWU3/

Leave a Response