Economía Crítica Málaga

Universidad de Málaga

Las “Ventajas” del capitalismo

mafaldaHoy, una vez más, me he tenido que morder la lengua y respirar profundo para no levantarme en mitad de clase y gritar como Mafalda en la viñeta que os adjunto. Resulta intrigante ver como te apasiona y, al mismo tiempo, te provoca tanta ira una asignatura.

La clase empezó calentita. Sonriente, y con ansias de crear nuevos adeptos al pensamiento único, el profesor se dispuso a comentarnos las ventajas del sistema de economía de mercado (capitalista), frente a otras doctrinas desechas por la economía ortodoxa, ya que según él, rebosan de ideologías y carecen de fundamentos.

Con este artículo no pretendo convencer. Simplemente quiero que veáis lo que nos imparten a quienes podríamos poner medios para que este mundo apestara un poco menos.

Os enumero, si no os parece mal, las cuatro (aunque podían ser más) ventajas descritas que más me impresionaron, y después de cada una doy un huequito a la reflexión, y que cada uno juzgue:

1. El sistema permite la asignación más eficiente de los recursos productivos.

Tal vez sea empezar por el plato fuerte, pero os lo redacto tal y como me lo explicaron a m, para que comprendáis mi asombro.

Por si no sois estudiantes de economía, o aún no os han explicado este magnífico término, resulta que una asignación (un reparto) de bienes es eficiente cuando no se puede mejorar a uno de los consumidores sin empeorar al otro. Con lo cual si yo lo tengo todo, y tú no tienes nada, habremos conseguido una asignación eficiente.

¿Pero de qué estamos hablando? ¿Qué es para esta gente la economía? Toda una vida inculcándonos valores de igualdad, recordándonos la importancia de compartir, ¿y ahora que somos “adultos” nos sueltan que lo bueno del sistema es que no queduen migajas sueltas del pastel?

Personalmente sigo en esta carrera porque creo que podemos ayudar. De ahí que seamos una ciencia social: existimos por y para la sociedad, y hemos de luchar por un concepto muy lejano al de eficiencia. Por ese que luchen los empresarios que tan a huevo lo tienen con el sistema. Yo, personalmente, me centraré en la equidad: en que todos podamos llevarnos un trocito de la tarta, y no haya quien se empache con ella.

2. “El Comportamiento Competitivo va a generar la solución más adecuada para la sociedad”. Adam Smith.

No penséis que bromeo, esta pedazo de frase es expuesta como la segunda ventaja del capitalismo. El profesor, al dejar caer semejante burrada sonrió y dijo:

-Pues sí, aunque parezca irónico de la ambición personal nace el bienestar social.

Luego estuvo como diez minutos intentándonos explicar el porqué, pero sinceramente creo que ni él fue capaz de encajar el rompecabezas. Resulta que aplastando, sin empatía, sin solidaridad, sin sentimientos, sólo compitiendo, dejas contento al que pisoteas bajo tu brillante zapatito empresarial. Una vez más Adam Smith me deja sin palabras…

3. Respeta la libertad de elección del individuo

Soy libreHe aquí el sutil engaño del sistema con el que nos venden la moto del paralelismo entre la seudo libertad y la justicia. Para comentar esta “colosal” ventaja haré alusión a un pequeño y sublime libro titulado El Mercado y La Globalización, de José Luis Sampedro, donde les propone a todos los que defiendan la supuesta libertad de mercado que entren en un supermercado sin un euro en los bolsillos e intenten disfrutar de esta irrisoria libertad de elección.

Un sistema que promueve la competitividad, teorizando en la utopía de la competencia perfecta, acentúa las diferencias de clases y, por lo tanto, transforma la “competición” en un juego de trileros, donde sólo puede ganar quien controla la estafa.

El mundo es de color de rosa en competencia perfecta, donde todos partimos de las mismas ventajas y podemos acceder a los mismos mercados. Pero señores… ¡despertemos de una vez! La sociedad adora las jerarquías, y sin un gobierno que ponga los medios básicos necesarios, la libertad de mercado queda entre rejas y fuera sólo impera la ley del oro.

4. Los desequilibrios que se producen tienden a ser sólo temporales

El calentamiento global, generado por una capa cada vez más gruesa de contaminación a causa del dióxido de carbono y otros gases invernadero, principalmente de las plantas generadoras de energía y los automóviles, traerá nefastas consecuencias:

Los niveles del mar aumentarán inundando las áreas costeras. Las ondas de calor serán más frecuentes y más intensas. Las sequías y los incendios forestales ocurrirán más a menudo. Los mosquitos portadores de enfermedades expandirán su zona de distribución. Y se empujará a especies a la extinción. Estamos arrasando el planeta y, aunque hoy por hoy nadie lo razona, sólo somos una pequeña parte de él.

Y lo que es peor… En África, el 41% de los niños entre 5 y 13 años son explotados por empresas que traen “la última moda” a occidente. En la actualidad 800 millones de personas en todo el mundo padecen hambre y todos y cada uno de los días, unos 20.000 niños mueren por ésta causa.

Si esto no es un desequilibrio, que alguien venga y me lo explique.

Un abrazo, y hasta pronto.
Manuel J. Ordóñez Ruiz

Leave a Response