Economía Crítica Málaga

Universidad de Málaga

Memorias de un especulador… o no.

El año nuevo me ha dado el mejor regalo que ha podido darme. Tras varios meses de una caída en picado del precio del petróleo, desde que Israel empezó a bombardear Gaza, el barril de Brent ha ascendido hasta los 45 dólares. ¡¡¡ 14% en apenas unos días!!! Ya sé perfectamente que ha sido gente de mi calaña la que ha querido que se hiciera esta masacre. Pero, ¿y qué le hacemos si tenemos que mirar por nuestro dinero? Las cosas son así… muchos tienen que joderse para que ahora mismo tanto yo como mis colegas, estemos celebrando por todo lo alto la entrada de este 2009 lleno de esperanza nuevamente.

Es perfecto porque aparte de que suba nuevamente el precio del petróleo -y espero que continúe así durante todo el 2009-, se iniciará una nueva Intifada por parte de Gaza, en concreto Hamás. Como toda guerra, hacen falta armas y las armas tienen como materia prima el petróleo y como nosotros nos dedicamos a inflar el precio del petróleo pues seguiremos ganando dinero por otro lado. Así, de paso, le hacemos el favor a otros compañeros que son los de las armas porque también necesitan vivir. ¡Es el negocio perfecto! Ganas dinero fácilmente, muy rápido y lo más importante de todo, estando en tu casa delante del ordenador. Yo no entiendo a esa gente que están buscando y recomiendan negocios en Internet.

Para más inri, no te duele porque como pasa muy lejos de tu casa y no les afecta a tus seres queridos, pues ¿para qué te vas a preocupar? Si total ya somos muchos en este mundo… Pero… estoy pensando que quizás no. No me hagáis mucho caso. ¡Hay poco petróleo, por consiguiente poco negocio, y ya somos demasiados en este pedazo de chollo! ¡Jodéos! Y en caso de que nos salga el tiro por la culata con el petróleo porque ustedes, consumidores, no queráis echar unos litrillos al coche, pues ya nos ocuparemos de los alimentos aprovechando el bloqueo que mantiene Israel. Pero también afectará a África, ¡ostras, un 2 X 1! Ahora que lo estoy pensando, lo más probable es que hagamos las dos cosas.

Bueno, mis queridos consumidores, os deseo un feliz 2009 y seguid así no os preocupéis por ellos que ya suficiente tenéis ustedes con vuestra hipoteca y llenar el tanque del coche de gasolina o gasoil. Debo dejaros que tengo terminar de comerme mi lata de caviar.

Leave a Response