Economía Crítica Málaga

Universidad de Málaga

¡Los Grises resucitan en Barna!

Llevo un par de días mezclando mis horas de estudio con la realización de un artículo que quiero publicar sobre sociedad y universitarios. Pero lo lamento, he tenido que dejarlo de lado para ponerme a escribir lo que ahora mismo escribo con dáctiles de ira, indignación y vergüenza ajena. Los disturbios de ayer en Barcelona son la alegoría a un sistema fascista en el que vivimos, con la diferencia de que hoy en día todo está más camuflado, porque parece que la palabra “fascista” es algo de lo que ellos mismos quieren renegar, porque les sienta como una mancha en el traje nuevo. Mossos

Mientras los estudiantes de la UAB luchaba con pacifismo por sus derechos, de un modo que otros no se han atrevido a hacer - y del modo en el que podemos hacer algo, si bien no solucionar el asunto de Bolonia, sí poder alzar nuestra voz y nuestra opinión para que les duela hondo y tomemos partido de esta determinación discriminatoria - la policia se dedicó a propinar palos indiscriminados, sin mirar a qué o a quién y con ello incluyendo a reporteros, niños, y claro está los propios estudiantes.

La sociedad se está volviendo extremadamente dictatorial, aunque mis palabras a algunos les hagan ahora llevarse las manos a la cabeza. Pero es así, señores, es así. Aquella sociedad que un día parodió con crudeza el señor Orwell no está tan lejos de lo que él caracterizó como una novela. Gente que camina por las calles sin mirar a su alrededor, sin querer ni poder preocuparse por el alrededor de distinto color; conformismo - como siempre digo - de quienes no ven más camino que el que le dictan. El otro día mi compañero Alberto nos contaba en su blog cómo Madrid es una reyerta mafiosa y continua anti-inmigración… ¿a qué vamos a llegar?

Nos imponen un sistema educativo del que nadie nos ha informado con pelos y señales. Todos escuchamos la palabra “europeo” y ya damos palmas con las orejas… ¡igual que en los años 60, cuando las playas se llenaban de nórdicas! ¿Tan poco hemos avanzado? ¿Tan poca diferencia hay? Pues como iba contando, Bolonia sólo nos interesa en cuanto a lo europeo que es… pero los que realmente conocen la situación en la que nos vemos encaminados, deciden luchar por sus principios y sus convicciones, y así es como el Estado lucha contra ellos, ¡con violencia!

Para ese artículo que decía que ando escribiendo, había dejado una  cita de Ernesto Guevara, que ahora es aún más idónea: “[...]Pero es la juventud tiene que crear. Una juventud que no crea es una anomalía realmente“. La juventud que no es anómala es apaleada, y la que sí lo es vive en la ignorancia y en su bienestar hipócrita… es lógico, así los Grises no corren tras de ellos.

Bienvenidos a la pseudodemocracia fascista que entre todos hemos creado. Y un aplauso cálido a los que han impuesto su propuesta pacífica a la vez que revolucionaria en los pasillos de la UAB.

Leave a Response