Economía Crítica Málaga

Universidad de Málaga

Dimensión ecológica

medio-ambienteLa problemática de los efectos medioambientales está hoy en día en primer plano en los medios de comunicación y en la calle, lugares estos donde prácticamente todas las personas debaten al respecto con independencia de sus conocimientos sobre el tema. Sin embargo, y a pesar de que la actividad productiva siempre ha estado vinculada al medio natural, esta es una cuestión relativamente nueva que emergió con fuerza en los años de mayor crecimiento económico de la economía mundial. No en vano, fueron en estos años cuando mayor importancia tuvo el ser humano a la hora de reconfigurar, directa o indirectamente, el medio natural.

Los economistas también habían ignorado durante muchos años los efectos que sobre el medio ambiente tiene la actividad económica, y ha sido sólo recientemente cuando han comenzado a tener en cuenta todo ello, bien complementando sus modelos o bien construyendo discursos de diferente naturaleza.

J. M. Naredo describe en su “La Economía en Evolución” cómo se produce el desplazamiento ideológico en la ciencia económica a lo largo de la historia de la economía, concluyendo que es a partir de los clásicos cuando los autores que escribían sobre la actividad económica abandonan la preocupación por la relación existente entre ésta y el medio natural en el que se inserta. Desde ese momento el mero crecimiento económico se convierte en la prioridad fundamental, casi de una forma dogmática y prácticamente nunca puesta en duda. Y algo más tarde se construirían los indicadores que como el PIB servirán para validar las políticas económicas llevadas a cabo por los economistas.

Sin embargo, cuando los efectos medioambientales de ese mismo crecimiento económico, como el cambio climático, son revelados por la comunidad científica surgen entonces críticas profundas al modo de proceder de los economistas. Se acusa a éstos, por lo general, de ignorar las consecuencias presentes y futuras que sobre la naturaleza en su conjunto tienen sus recomendaciones.

A partir de ese momento las instituciones internacionales, la comunidad científica, las organizaciones políticas y la sociedad civil comienzan a elaborar trabajos e informes que estudian y describen la relación que existe entre la actividad productiva y el deterioro ambiental. Trabajos que incluyen en muchas de las ocasiones atrevidas predicciones que son en muchos de los casos realmente dramáticas.

Así, mientras que los informes institucionales más cercanos a las teorías económicas convencionales, prediciendo un futuro de peor calidad pero de igual dimensión cualitativa, apuestan por fórmulas de acción muy limitadas y concretas, los trabajos más cercanos al ecologismo radical apuestan por medidas de choque, mucho más duras y globales, a fin de evitar un terrible futuro .

Habría que añadir también que este renacer crítico de las reivindicaciones ecologistas parecería venir acompañado de un cambio en las formas de hacer política en los países desarrollados. El progresivo desprestigio de la izquierda política clásica, heredera de los planteamientos marxistas (y, por tanto, también clásicos), y de sus propuestas económicas, podría haber dispersado su base social hacia distintas problemáticas políticas muy concretas. De esa forma, el movimiento ecologista se habría nutrido de parte de esa diáspora y en consecuencia se habría fortalecido de forma importante. Esto podría ayudar a explicar también la proliferación de organizaciones ecologistas con un fuerte componente político.

A pesar de esta nueva percepción del fenómeno ambiental, los economistas convencionales, esto es, aquellos que arrastran el legado metodológico positivista y que modelizan bajo supuestos ficticios y una no menos cuestionable pero seria fe en el mercado, mantienen el núcleo de su análisis en el crecimiento económico. Sin embargo, recientemente también complementan sus análisis con aspectos que tienen que ver con el medio ambiente, lo que ha dado lugar a una rama de la economía convencional denominada “Economía Ambiental”.

Dentro de las escuelas heterodoxas de economía también han surgido nuevas preocupaciones por el medio ambiente. No obstante, desde la mayoría de ellas, como el marxismo, de nuevo dichas preocupaciones se han materializado en forma de complementos al modelo y no, como tal vez parecería sensato, ayudando a construir nuevos modelos o discursos. Sin embargo, autores asociados a otras escuelas sí han comenzado a poner el acento en el aspecto ecológico y han dado la vuelta así al modo convencional de analizar los fenómenos económicos. Es el caso de los autores que postulan el decrecimiento económico o que desde posturas ecologistas radicales y más generalmente consideran que el sistema económico debe subordinarse en la práctica al sistema natural que le sirve de base.

Tal vez podamos explicar esta divergencia entre las escuelas heterodoxas a partir de la comprensión de que las diversas problemáticas que analizan subsisten complementaria pero independientemente. El deterioro del medio ambiente producido por la actividad económica es una cuestión técnica que se materializa con independencia de la forma en la que se constituyen las clases sociales dentro del sistema económico. Esto quiere decir que incluso en una sociedad capitalista más igualitaria, pero que funcione bajo la misma lógica, el proceso de deterioro seguiría avanzando irremediablemente. De la misma forma, un sistema económico respetuoso o incluso subordinado al medio ambiente podría seguir manteniendo relaciones de desigualdad muy acusadas.

El problema también reside en que los procesos de redistribución están asociados necesariamente, dentro del capitalismo, a procesos de crecimiento económico. Esto supone un posible nexo entre una mayor redistribución y un mayor deterioro del medio ambiente. Y si renunciamos, como hacen los autores del decrecimiento, a la posibilidad de continuar la senda del mayor crecimiento económico sin seguir perjudicando al medio ambiente, tenemos que aceptar que la complementariedad de las escuelas centradas en la cuestión medioambiental y las escuelas centradas en la redistribución sólo puede darse en un marco de reconocida crítica al capitalismo.

Sin duda la labor de los economistas no puede ser limitarse a calcular óptimos y costes de oportunidad, como si estos operaran en el vacío. Los economistas deben tener presente en qué marcos funcionan sus políticas y las restricciones que estos imponen. Por lo tanto, proponer políticas económicas que sólo tengan presente el corto plazo sin atender a sus consecuencias a más largo plazo es un error que la sociedad puede pagar caro. De la misma forma resulta una muestra de irresponsabilidad dejar la organización de la sociedad en manos del mercado, cuya lógica de funcionamiento ignora no sólo lo que no es monetario sino también aquello que supera los espacios de tiempo necesarios para lograr la rentabilidad.

Las soluciones planteadas por los economistas convencionales son más bien parches para que sus modelos no fuesen acusados de aún más falta de realismo. Han tenido que aceptar la realidad, pero recortándola y manipulándola a fin de que pudiese ser inserta en sus modelos. Y precisamente por este modo de hacerlo, dicha “realidad” ha perdido realismo.

En consecuencia, creo que la búsqueda de los economistas debe centrarse en la consecución de un sistema económico justo, igualitario y que acepte estar integrado en el sistema natural, con todo lo que ello conlleva. Eso puede suponer en la práctica cambiar los modelos productivos: acercando los centros de producción a los de consumo, reduciendo el gasto energético en todos los niveles, apostando por la energía solar, renunciando al crecimiento económico como fin y tomándolo, ajustado por las restricciones, como medio para otros fines más amplios.

Bibliografía:

NAREDO, J.M. (2003): “La Economía en Evolución”, Siglo XXI, Madrid.

SEMPERE, J. y TELLO, E. (2008): “El final de la era del petróleo barato”, Icaria, Barcelona.

10 Comments

  1. Saludos, soy de México y ciertamente veo que en el caso de los mexicanos apenas veo como plan para contrarestar tanta contaminación ambiental, calentamiento global, etcétera el uso de pilas solares, pero sin duda quizás vean ustedes en sus paises tal como aqui en mi pais, que el gobierno no aporta una parte del precio de los equipos e insumos, asi como el servicio para poder tener más facilidad de comprar e instalar esta otra forma de energia eléctrica solar. No ganamos lo suficiente como sueldo acá en México y el gobierno ( los presidentes ) no quieren dar un fondo para ayudarnos a los ciudadanos mexicanos a fin de poder contribuir, ni tampoco lo hace el gobierno mexicano dándonos un sueldo digno y que nos permita alimentarnos bien, solo basta con que ustedes vean e investiguen ¿cuál es el sueldo mínimo en México?.

    http://www.conasami.gob.mx/Archivos/TABLA%20DE%20SALARIOS%20MÍNIMOS%20PROFESIONALES/2009.pdf

    Es una miseria lo que ganamos, dificilmente las personas podemos lograr alimentarnos bien y eso sin considerar el alimentar a una esposa y mucho menos algun(os) hijo(s).

    Espero que la ONU ayude a méxico a fin de que el gobierno mexicano sea forzado a aportar más ayuda o beneficio a los ciudadanos mexicanos.

  2. Lo cierto es que los economistas teneis una inmensa tarea y no es rediseñar nuestro sistema sino inventar uno nuevo. Creo que ninguno de los modelos económicos existentes es sostenible ni justo, ni igualitario, ni solidario. Es más, no sé si somos capaces de crear uno capaz de lidiar y superar la inmensa ambición humana. Lo que está claro es que no nos gusta lo que tenemos, que queremos un cambio, pero no existen alternativas, aún, a gran escala, tan sólo movimientos sociales aislados que poco a poco empiezan a conectarse, pero que aún son vistos como “los que están fuera del sistema”. Estamos tan inmersos en el lodo capitalista que incluso no podemos imaginar y crear otra manera de vivir, de relacionarnos, de producir, en la que todos estemos dentro.

    La única alternativa interesante que he encontrado elimina precisamente todo tipo de sistema monetario, cambiando a una economía de recursos. Es el proyecto Venus presentado en Zeitgeist. Os dejo un pequeño artículo, me gustaría saber que piensan los economistas críticos.

    Un saludo

    The Venus Project, una humanidad diferente.

    Tenemos al alcance de la mano los instrumentos necesarios para diseñar y construir un futuro que sea digno del potencial humano. El Proyecto Venus intenta mostrarnos cual es la dirección que debería tomar la humanidad para efectuar un rediseño total de nuestra cultura, utilizando el principal recurso del homo sapiens: nuestro propio ingenio.

    Es cierto que en varias oportunidades grupos de sociólogos y expertos han intentado formular estrategias de cambio similares, pero en general solo se han referido a cambios superficiales. El Proyecto Venus enfoca este tema de una manera diferente, tomando en cuenta aspectos políticos y económicos, para proponer una nueva civilización mundial sostenible y diferente de cualquier sistema social que haya existido antes.

    En la nueva cultura, las guerras, la pobreza, el hambre, la degradación ambiental y el sufrimiento humano son inaceptables. Está claro que los problemas que hoy enfrenta la humanidad no pueden ser solucionados política o económicamente de forma rápida, ya que no parece haber suficiente dinero para financiar los cambios necesarios, a pesar de tener bastantes recursos naturales. Por este motivo el Proyecto Venus se basa en la transición de una sociedad monetaria a una basada en los recursos globales. Por supuesto, este cambio requerirá un salto cuantitativo tanto en el pensamiento como en la acción.

    La humanidad desde hace siglos ha basado el intercambio de bienes y servicios en el dinero. Todos los sistemas económicos del mundo, incluidos el socialismo y el comunismo, provocan la estratificación social porque están basados en la disparidad económica. Un sistema social que emplea dinero o el trueque provoca que la gente intente mantener una ventaja dentro de la competitividad económica. En la busca de esa ventaja se emplean métodos abusivos, injustos y hasta violentos. Este es el método de intercambio que emplea hoy la humanidad, y a menudo no es capaz de proporcionar un nivel alto de vida para cada uno de nosotros, ni tampoco puede asegurar la protección del medio ambiente porque el motivo principal es el “beneficio propio”. Como dicen en The Venus Project, el cambio cultural no ha acompañado al cambio tecnológico.

    Jacque Fresco es uno de los impulsores más grandes de este cambio, y apuesta a una economía basada en los recursos. En esta forma de economía, todos los bienes y servicios están disponibles para todos, sin necesidad de dinero, créditos, trueque, o cualquier otra forma de deuda o servidumbre. Según Fresco, la Tierra es abundante en recursos naturales, y la práctica actual de racionarlos por métodos monetarios es contraria a nuestra supervivencia. La sociedad moderna tiene el acceso a tecnologías sumamente avanzadas que nos podría proporcionar alimento, ropa, alojamiento, asistencia médica, educación y energía (no contaminante) ilimitada. Sin embargo, esto solo puede lograrse con un uso inteligente y humano de la ciencia y la tecnología.

    Muchas personas creen que la tecnología es la causa principal de la contaminación ambiental. Esto es falso. Lo que ocurre es que se está haciendo un mal uso de la tecnología. Las máquinas deberían servir para darnos mejor calidad de vida, para que tengamos menos horas de trabajo y más vacaciones. Según puede leerse en The Venus Project , “si todo el dinero del mundo fuera destruido, dejando la superficie del suelo, las fábricas, y otros recursos intactos, el hombre seguiría siendo capaz de construir aquello que desea y satisfacer también cualquier necesidad.” El dinero no es lo que la gente necesita, sino el libre acceso a las cosas básicas de la vida. En una economía basada en los recursos, el dinero no sería necesario. Todo lo que se requeriría sería los recursos y la fabricación y distribución de los productos.

    Cuando la educación y los recursos estén disponibles para toda la humanidad, sin un precio, no habrá ningún límite al potencial humano. En tal sociedad, la medida del éxito estaría basada en el cumplimiento de búsquedas individuales más que en la adquisición de riqueza, propiedad y poder.

    Jacque Fresco también ha explicado detalles de cómo esa sociedad basada en los recursos construiría sus ciudades: “Creo que la mayoría de las viejas ciudades tienen que derribarse, y extraer de ellas todos los recursos posibles. Y es mucho más fácil rediseñar una ciudad como un sistema operativo, como un todo, que intentar rehabilitar las viejas ciudades y actualizarlas: esto no sería viable económicamente.”. En una entrevista al programa “Redes” de TVE expresó que “cada ciudad se diseñará como una ciudad universitaria que ayude a mantener al día a todos los ciudadanos en todo lo que es nuevo, y cómo se relaciona la ciudad con otros sistemas vivos. La ciudad también debe contener centros de arte, de música, escuelas, dentistas, tiendas,… de manera que las personas no tengan que ir en coche en una dirección para ir al dentista y en otra para ir a las tiendas y en otra dirección para el trabajo. En resumen: la ciudad debe ser un sistema autosuficiente similar al cuerpo humano. Debe poder regenerarse y debe geerar suficiente energía para que funcione. La ciudad debe estar controlada por ordenadores. En las ciudades del futuro, con inteligencia interna, las ciudades podrán pensar, prepararse a sí mismas, mantenerse y ponerse al día así mismas basándose en la razón, los descubrimientos y la tecnología y metodología.”

  3. Sobre los movimientos sociales como alternativa

    EL Colectivo ‘Crisi’ inicia la campaña “Podemos vivir sin capitalismo” coincidiendo con el regreso de Enric Duran a Catalunya.

    Enric duran ha decidido volver del exilio preventivo que llevó a cabo después de hacer público, el pasado 17 de septiembre, que no devolvería los 492.000 euros que había expropiado a los bancos. Con este dinero financió la publicación ‘crisi’, en la que daba a conocer las verdades sobre el sistema capitalista y la crisis definitiva que estamos atravesando actualmente. Pero a los pocos meses, viendo la oportunidad de cambio social que ofrecía esta crisis, consideró reducir la duración del exilio y regresar a la actividad pública. El 17 de marzo es el dia que ha elegido para reaparecer.

    Durante estos meses de exilio, la página web http://www.17-s.info no ha parado de trabajar. Creada por el colectivo ‘crisi’ como espacio de información, debate, y propuestas sobre temas relacionados con los bancos, las visitas a la web desbordaron todas las expectativas. Muchas personas se han unido a la llamada para llevar a cabo una huelga de bancos, y muchas otras debaten y se informan en la comunidad virtual de morosos (o futuros morosos).

    Es para divulgar alternativas reales al capitalismo que con la reaparición de Enric Duran sale a la calle una nueva publicación, “Podem! Viure sense capitalisme”. Este será el punto de partida de la campaña del colectivo ‘crisi’ que lleva el mismo nombre, y que pretende difundir un sistema justo y sostenible, que garantice, a diferencia del capitalismo, comida y techo para todos y todas.

    La transición hacia el modelo post-capitalista será llevada a cabo con diversas acciones simultaneas y complementarias. La alimentación será cubierta con el aprovechamiento, mediante cooperativas, de las incontables tierras abandonadas que hay esparcidas por el territorio. Los bancos serán ninguneados, y todas las deudas ignoradas. Ser insolvente en el antiguo sistema no es un problema en el nuevo. La vivienda será accesible para todo el mundo mediante las cooperativas de cesión de uso. Se irán creando las bases de un sistema en el que no sea necesario el dinero para satisfacer las necesidades.

    Publicación “PODEM viure sense capitalisme!” 17Marzo

    El periódico “Podem!” cumple una función distinta a la de su antecesor ‘Crisi’. En la primera publicación, con una difusión de 200.000 ejemplares sólo en catalán, se exponían las causas reales de la crisis económica, se denunciaba a sus responsables, y se explicaba que en realidad la crisis es mucho más profunda, afecta a todo el sistema, y por lo tanto se puede hablar de crisis sistémica. Advertía de que el planeta no resistirá otro ciclo de crecimiento económico, y hacía un llamamiento a la insumisión bancaria.

    La segunda publicación, “Podem! Viure sense capitalisme”, va un paso más allá. Los males ya son por todos conocidos, toca hablar de las soluciones. Y toca crecer. Por esa razón la publicación llegará al resto del Estado, con una difusión de 130.000 ejemplares en castellano y 220.000 en catalán. La impresión ha sido financiada con el dinero expropiado y colaboraciones de distintas personas y colectivos. Concretamente 100.000 ejemplares han sido financiados gracias a las donaciones.

    La difusión de la publicación se ha hecho a través de voluntarios y del trabajo en la red. A través de movimientos sociales y la comunidad de usuarios de la web http://www.17-s.info se hizo un llamamiento a todas aquellas personas que quisieran colaborar en la distribución, y se ha tejido una red de activistas y voluntarios por todo el Estado. Aproximadamente 2000 persones a título individual, o en nombre de algún colectivo, han colaborado en la difusión. EL nuevo diario se distribuirá al menos en 400 pueblos de Catalunya y el resto del Estado gracias a las ganas y al esfuerzo de todas estas personas comprometidas con el cambio.

    Muchos otros voluntarios han colaborado en la redacción y en la edición, aportando sus conocimientos de forma totalmente desinteresada, y dedicando muchas horas y esfuerzos, con tal de que las dos ediciones de la publicación (catalán y castellano) saliesen a la calle el 17 de marzo.

    Los contenidos de la publicación se mueven en dos ejes que confluyen. De un lado se habla de alternativas a nivel de sociedad, de cómo vivir sin bancos y de las cooperativas como motor de transición hacia el inicio de la era post-capitalista. Una transformación necesaria, para que todo el mundo pueda vivir con dignidad. Y por el otro se proponen acciones concretas para poder gestionar nuestras vidas como personas individuales. Conscientes de que el cambio a nivel global no será inmediato, se enseñan alternativas como las cooperativas integrales y de vivienda o la huelga de bancos, mientras se recupera el control de la salud y la educación..

    Plan de acción para la transición postcapitalista.

    Tras argumentar las causa de la crisis en los primeros artículos de la publicación, en las páginas centrales presentamos el plan de acción para que el capitalismo salga de nuestras vidas.

    Para elegir el contexto en el que nos movilizamos tenemos que sumar diversos elementos, y tener en cuenta las múltiples causas de la crisis (energética, ecológica…) que demuestran que lo que está en crisis es el sistema, y que por tanto, la única vía es cambiarlo, no intentar reflotarlo

    Partimos de que hay que cambiar de actitud. No basta con protestar, hay que actuar, se tiene que construir el cambio ahora, i aquí. Por lo tanto, la gran acción de transformación social es una propuesta de la que todo el mundo que puede formar parte, puede sentirse identificado.

    Los estados insisten a perpetuar este modelo inviable, pero muchos estamos convencidos de que puede funcionar mucho mejor una alternativa de sociedad basada en al autogestión popular. Aun así, antes de llevar a cabo el conjunto de acciones alternativas que proponemos, queremos dar la oportunidad a los gobiernos de rectificar, y por eso les mandamos una reivindicación concreta, basada en que toda la banca pase a ser propiedad de la ciudadanía mediante su nacionalización definitiva. Les daremos de plazo hasta el 30 de junio de 2009 para presentar un plan de transición postcapitalista. Conscientes de que lo más probable es que el gobierno no presente dicho plan, revocaremos definitivamente el depósito de soberanía popular en los estados, e iniciaremos la transición desde el pueblo sin contar con los gobiernos.
    A partir del 17 de septiembre de 2009, bajo el lema “Podemos vivir sin capitalismo” miles de personas y grupos comenzaremos las múltiples acciones: sacar todo el dinero del banco y no pagar préstamos ni hipotecas, auto reducir la cuota de los alquileres o dejar de pagarlos, dejar de trabajar para una empresa capitalista, no pagar los recibos de los servicios básicos y colectivizar los recursos básicos que el sistema no utiliza o de los cuales abusa. Estas acciones de deserción irán acompañadas de otras acciones como la creación de cooperativas integrales, o una red de solidaridad contra los desahucios, e iremos construyendo conjuntamente alternativas de vida.

    A partir del 17 de septiembre, al menos cada tercer jueves de mes lo consideraremos día de debate público sobre el modelo de sociedad. El primer debate será el 15 de octubre, día que saldremos a la calle, y pediremos al resto de la población que se pare, para que todo el mundo pueda tomar parte en este debate.

    Este plan de acción está sujeto a posibles variaciones que sean fruto de las circunstancias y de la inteligencia colectiva. Más allá, este movimiento no se detendrá hasta que el nuevo proceso constituyente haya culminado su objetivo, hasta que la vida después del capitalismo sea una realidad.

    El colectivo ‘Crisi’ continua.

    La labor del colectivo ‘crisi’ continuará después del 17 de marzo. En una reunión que tuvo lugar en perpiñán los pasados 7 y 8 de marzo, el colectivo decidió continuar difundiendo las propuestas y el ideario de la publicación a través de charlas y otras actividades de dinamización por todo el territorio. También se ha creado un grupo de alternativas de alimentación que promueve la ocupación de tierras no explotadas como inicio para conseguir la soberanía alimentaria. Otro grupo colabora en la creación de las nuevas cooperativas integrales, presentadas a través de la publicación.

    La página web pondrá en contacto a personas y grupos de un mismo territorio con ideas similares, con tal de que creen proyectos conjuntos. Mediante formularios, las personas podrán introducir sus datos y preferencias en la página, i los miembros del colectivo harán de nexo.

    Conclusión

    Con esta publicación se quiere difundir la idea de que todo el mundo puede hacer algo. Por insignificante que pueda parecer una acción individual, la suma de muchas tendrá más fuerza. Si tomamos decisiones y aprendemos a actuar de forma colectiva, seremos más, formaremos grupos con suficiente valentía y fuerza para llevar a cabo acciones para que seamos el cambio que queramos. Podemos vivir sin capitalismo.

  4. Dimensión ecológica | Economía Crítica Málaga
    Christian Louboutin Trotte Avec Moi http://www.dandrcanal.com/christian/christian-louboutin-trotte-avec-moi.html

Trackbacks

  1. vente de chaussure
  2. nike jordan sc-1
  3. air max noir et vert
  4. oakley sunglasses for men on sale

Leave a Response