Economía Crítica Málaga

Universidad de Málaga

La política económica actual: más desastroso que Chernobyl

20051110134647-el-grito-e-munch¿Cómo hemos podido llegar a esto? A qué, os preguntareis. Y yo os digo: ¡A esto! ¿Es que no lo veis? A que lo blanco se ha hecho negro y lo negro… ¡áun más negro! Si aún seguis despistados, lo entiendo, pero me estoy dejando llevar por la furia - que es roja pero no del modo mediático al que se le está dando bombo - y el estrés de los exámenes. Por ello, dejemos tal furia a un lado y analicemos hechos puntuales a uno y otro lado del planeta, y centrados en este.

Según la teoría colonialista en la que aún seguimos sumergidos, Europa es el epicentro del mundo, el eje por el que todo gira. Para no dar matizaciones que no vienen a cuento, incluiremos a los Estados Unidos de America dentro de Europa, periféricos al continente como Gran Bretaña, o las Canarias. El mundo pues se rige y controla desde ese punto central del mapa, y es ahí donde, según las fidedignas teorías de la economía de Mercado, todo debe tomar partido bajo las reglas de su juego. Por lo tanto, y sin acercarme a ninguna pincelada adhocrática, el Bienestar tiene que comenzar desde este punto Cero en el que el mundo occidental vive.

Si todo lo mencionado anteriormente, con tintes puramente irónicos (pero respetuosos y con el sano propósito de la comicidad, para no herir a las masas adyacentes que lean este humilde blog) es cierto, las políticas monetarias y fiscales deberían no sólo dar ejemplo, sino aportar un bienestar real en el sentimiento global de la sociedad. Es ahora cuando la tormenta se avecina: ¡la crisis!. La virulenta crisis ante la que, como en Fuenteovejuna, las políticas de los países deberían aunar fuerzas y paliar lo que su fidedigno sistema dte mercado ha creado. Así pues, ahora más que nunca, la política económica debería estar al pié del cañon, ¿no es cierto?

He vuelto a la furia y al estrés, sólo de pensar que lo normativo y lo positivo vuelven a tener aquí un ejemplo de catástrofe humana. Quienes en teoría tienen la respuesta y la solución, en este momento, son los que escuchan a Pepito Grillo - a Keynes, quiero decir - como mínimo, y digo esto porque viendo el planteamiento social que hay, ni me atrevo a decir la solución que creo que está en mi mente, y creo también que vosotros sabeis que tengo (sí sí, no diré intervencionismo. No por ahora porque no tengo medios para huir con el petate y cruzar los Pirineos). Volviendo al asunto que nos concierne… ¡eso es! ¡Acudamos al laborismo y a la socialdemocrácia! ¿No…? Ah no, el laborismo inglés está encargado de comprar cocinas con los fondos públicos. Bueno, no perdamos la calma, en España quizás… ah, que tampoco. El PSOE - que a veces ya cuestiono la O - ha tenido la acertada idea de pedir un aumento de impuestos sólo para las familias de mayor renta. ¿¡Y en vez de pactar con el único partido de Izquierdas del Congreso pacta con CIU? A dónde vamos a llegar… ah sí, ya sé. Llegaremos a un Parlamento Europeo lleno de populares - los que piden beneficios para el sector de los yates, porque es bueno para combatir la crisis - partidos democristianos… e incluso un partido Anti-islámico, válgame Allah.

¿Cuáles son los planteamientos de política económica que estos señores pueden aportar al panorama en el que vivimos? Porque si la izquierda y no es izquierda, la que verdaderamente lo es se ha hecho víctima del voto útil (siendo más útil lo que está más lejos de la izquierda, que parece que vuelva a sonar a cantos bolcheviques y eso da miedo social) y la derecha cuando no está criticando se codea con esos que ya no son tan de izquierda… ¿a dónde vamos a llegar?

De hecho, ya hemos llegado. Los dos sistemas que conviven se han convertido en víctima y verdugo, y las políticas lógicas y acordes con cada ideal son  ya mera teoría a estudiar en las aulas. La propia codicia del Ser Humano y los ciclos económicos ya no atienden a razones, y yo quiero correr muy lejos y esconderme debajo de una roca. Pero como no puedo, seguiré estudiando para el menos tener la mente limpia por más tiempo, y que dure así lo que Dios y el colonialismo permitan. Ameen.

Leave a Response